El caso de Jonathan Reed
 

El caso de Jonathan Reed

El 15 de octubre de 1996, el Dr. Jonathan Reed, especialista en psicología infantil, durante un paseo con su perra Suzie en las montañas Cascada,  al noroeste de Seattle en Estados Unidos, sin pensar que tendría un encuentro con un ser supuestamente extraterrestre.
El Dr. Jonathan, paseaba por las montañas, cuando su perra Suzie se adelantó normalmente y sin extraña reacción, al momento el Dr. Jonathan, escucha unos gemidos de dolor provenientes de su mascota, reacciona y corre para saber que le ocurría, en el momento en el que llegó donde provenían los sonidos, sus ojos no podían creer lo que veían. Un ente de piel oscura, humanoide del cual Suzie aprehendía del brazo izquierdo.

La reacción del Ser a esto, fue defendiéndose con su brazo matando a la perra en una forma por demás extraña: la volatilizó, a pesar del gran tamaño del animal.

Con una mezcla de miedo y enojo, Reed defendió sin éxito a su mascota, golpeando con un leño al supuesto alienígena hasta abrirle la cabeza y dejarlo sin sentido, y aparentemente muerto.

Después de algunos minutos recordó que en su mochila de excursionista traía consigo una cámara fotográfica y una de video, y decidió sacarlas para documentar lo ocurrido. Lo consiguió con grandes esfuerzos, y posteriormente envolvió el cuerpo del supuesto alienígena en una sábana térmica que también llevaba consigo, sin saber si esconderlo o llevarlo a otro sitio. Finalmente, lo llevó a su jeep, dejándolo luego en la nevera del garage de su casa.


Sin poder creer lo que estaba viviendo, Reed llamó a su amigo Gary, quien pudo observar el cuerpo del ser supuestamente extraterrestre aparentemente muerto. Al cabo de dos días de permanecer dentro de la nevera, sorprendentemente recuperó su vitalidad y movimiento, estableciendo una relación con Reed basada en gritos, sonidos y actitudes. Después de unos pocos días, Jonathan Reed trató de comunicarse con la criatura e intentó alimentarla, pero ésta rechazaba todo tipo de comida. Sólo tomaba agua, y parecía preferir estar en el refrigerador.

Al noveno día del suceso, Jonathan Reed regresó a casa y encontró varios coches y camionetas estacionadas alrededor de su casa. Prudentemente decidió irse, y regresó después para encontrar su casa literalmente demolida y todas sus cosas robadas. Los muros de la casa estaban abiertos, el piso del suelo levantado, el mobiliario destrozado, la basura saqueada y las puertas del garaje desprendidas de los muros y aventadas. El congelador y la criatura ya no estaban, y tampoco gran parte de las evidencias conseguidas.

A partir de entonces, y gracias a una serie de llamadas pidiendo ayuda y orientación a las organizaciones dedicadas al estudio del tema ovni en Seattle, comenzó una persecución contra Reed, que consistió en borrar su identidad y en intimidar a sus amigos, llegando inclusive a provocar la muerte de algunos de ellos.

De esta forma, el Dr. Jonathan Reed comienza una vida de persecución y de ataques personales y a sus amigos, a raíz de la publicación de un libro relatando su encuentro con este ser, comienza una serie de presentaciones personales, acompañado de tres investigadores que se han dado a la tarea de redocumentar su vida anterior al incidente para sustentar esta experiencia. Una experiencia, una historia que parece de ficción, pero que tiene elementos suficientes para demostrar su autenticidad y su realismo.

La entrevista realizada por el programa Otro Rollo, donde se explica y muestra el video del Dr. Jonathan Reed puedes verlo en estas partes a traves de YouTube:

Parte 1

Parte 2
Parte 3
Parte 4
Parte 5
Parte 6
Parte 7
Parte 8
Parte 9

El Ser

La criatura medía 1.2 metros de altura y pesaba cerca de 50 libras. Usaba un traje negro de una pieza que cubría sus manos y pies, y el mismo material cubría las zuelas de sus pies. Su piel era densa y sin pelo, de color rosa-azulado después de haber sido golpeada, y café claro después de que se recuperó. Sus manos tenían 5 dedos muy largos para el tamaño de la criatura, que se podían sentir a través del guante del traje, el cual tenía tres partes juntas. No habían signos de órganos sexuales. Jonathan Reed trató de cortar el traje varias veces; las dos primeras se volvió a unirse como si fuera un tejido líquido, y la tercera no pudo cortarlo. Mucho se especuló acerca de que el traje estaba constituido por algo como nanotecnología, y es posible que ayudara en la recuperación de la criatura.



El Link

Jonathan Reed encontró un dispositivo cerca de la criatura, inmediatamente después de su encuentro. Pudo haberse desprendido del brazo del ser durante la lucha con Suzy o cuando Jonathan lo golpeó. Se le ha nombrado como el "Link" (Enlace), y Jonathan Reed cree que puede ser un control o enlace entre el supuesto extraterrestre y el Obelisco encontrado cerca de la Gran Pirámide de Giza, en Egipto.

Mide aproximadamente 4 x 3½ pulgadas de ancho y tres dieciseisavos de una pulgada de grueso, con apariencia esposa o brazalete. Pesa 107.3 gramos (3.75 oz) y tiene un color extremadamente reflectante. La composición del material es una mezcla radical de polímero de silicio y aleaciones de berilio-aluminio con manganeso, cobre, zinc, bismuto, oro y otros constituyentes, que dificultan su reconocimiento. Visto con un microscopio, el material negro debajo del metálico revela una estructura celular como de una planta. Parece ser como si el material estuviera comprimido con el traje de la criatura, y actuara algunas veces como si estuviera vivo.

En intervalos aleatorios, el Link emite una pequeña ráfaga de radiación que no traspasan el objeto. Pudo haber estar conectado a su usuario, pues tiene tres agujas de oro que atraviesan el traje, la piel y pueden penetrar en algunos nervios específicos en el antebrazo. En la base de cada aguja de oro, contiene elementos adicionales. Cuando el brazalete abierto fué puesto en contacto con el traje durante una de las comprobaciones de Jonathan, se volvió flexible y automáticamente se cerró alrededor del brazo de la criatura, de alguna manera unido con el traje. Se cree que la sustancia del polímero de silicio lo ayuda a cambiar de un estado rígido a uno flexible.


En la parte de afuera del artefacto están inscritos cuatro símbolos inusuales. Sólo se reconoce uno que es similar a otro que aparece en el Obelisco de la pirámide de Giza. Todo indica que objeto prueba la procedencia extraterrestre del ser, por su composición y comportamiento.

En el año 2001, el Dr. Reed fue invitado por el investigador Jaime Maussan a dar unas conferencias y una entrevista en un programa de televisión en México. De forma inesperada, ya que no estaba previsto, el Doctor Reed mostró el Link a un grupo reducido de personas en su habitación del hotel el Link. Para protegerlo de daños y del ambiente, estaba dentro de un envase especial.

Análisis de las Muestras del Fluido y de los Tejidos

El Dr. Reed obtuvo del ser muestras de tejido y de fluido corporal, que fueron tomadas de la cabeza golpeada del extraterrestre. La muestra de sangre fue tomada de los fluidos de la herida, mientras que las muestras de los tejidos fueron cortadas de los bordes de la misma. Se trata de muestras pequeñas, como la quinta parte de la goma de borrar de un lápiz.

La muestra del fluido se disecó y fue re hidratada para el análisis. Oxígeno, dióxido de Carbono y gases de nitrógeno fueron encontrados en ella, así como extremadamente altas cantidades de Sulfato de Cobre y la presencia de glóbulos rojos y blancos con núcleo elevado. El material no coincide con la sangre terrestre, y fue sometido a un estudio con electrólisis de gel para determinar su tipo de cromosomas. El resultado reveló 46 cromosomas, igual que los seres humanos, pero nueve de estos cromosomas no estaban asociados con los de tipo humano, sino con los que se encuentran en los delfines y ciertas tortugas.

En la actualidad no hay en la Tierra tecnología para crear estos cromosomas.

En cuanto a los tejidos, se hicieron 4 muestras. Las dos primeras contenían piel y músculos unidos. La piel, muy similar a la epidermis humana, era más elástica que ésta y sin pelos ni folículos, pero con la mitad de células sebáceas o glándulas sebáceas en las mismas condiciones que la piel humana. Su mayor parecido, aunque no es totalmente igual, corresponde a la piel de un reptil. El tejido muscular se parecía al músculo occipital de un humano, pero de color amarillo-rosa. Otro músculo parece ser el temporal facial similar a los humanos. Los tejidos musculares fueron encontrados juntos a la piel. Tampoco estas muestras se parecen a nada conocido en la Tierra.


El Objeto

Jonathan Reed se refiere a la nave como el Obelisco. Es una estructura asimétrica de aproximadamente 3 metros de largo por un metro de alto y 1.5 metros de ancho. El "frente" es cuadrado con los bordes redondos, y Reed describe su superficie negra como de piedra con cierta profundidad y fría como el hielo seco, puesto que dejó una quemadura en su mano cuando lo tocó.


El objeto emitía un ruido rítmico que el Dr. Reed describe como armónico a veces y desagradable otras tantas. Estos sonidos parecieron “reaccionar” al cambio en respuesta a acontecimientos circundantes. Al parecer absorbía el sonido y parecía proyectar algún tipo de campo energético por abajo. Jonathan Reed limpió la vegetación que estaba debajo de la nave con una rama y sintió una extraña resistencia que se movía a través de la maleza. El tiempo mismo parecía distorsionado alrededor del objeto.

Al día siguiente del suceso Reed y su amigo Gary regresaron al sitio del encuentro para tratar de llevarse el objeto, pero ya no estaba y el área parecía normal. Era como si el evento nunca hubiera ocurrido.

Exponiendo la verdad

Existen ciertas evidencias en este caso en la cual dejan muchas inquietudes acerca de lo que realmente ocurrió ese dia al testigo en cuestión. Veamos algunas de ellas:

Negativos fotográficos

Cada rollo de película Kodak de 35mm se codifica con números de identificación de la película.
Por ejemplo, un rollo de película Max 400 de Kodak suele tener un número tal como 400-4 que aparece en los negativos.

Esto significaría que la película era de velocidad 400 y generación 4. Kodak mantiene expedientes extensos de la producción de la película y las fechas en que cada generación de los rollos se produce y se distribuye al mercado.

Las dos copias de los negativos de Reed indican que las tomas del extraterrestre fueron 400-6 y las del OVNI fueron 800-2.

¿Por qué se utilizaron rollos diferentes? Cuando le pedí las fechas de producción de las películas,
el representante de Kodak indicó que la sexta generación de rollos de 400 velocidades (400-6) se fabricó en noviembre de 1996 y fue introducida al mercado en febrero de 1997.

El supuesto encuentro de Reed con su extraterrestre fue en OCTUBRE de 1996.

En cuanto a la segunda generación de película de 800 velocidades (800-2), el especialista indicó que se fabricó en noviembre de 1996 y fue introducida al mercado en enero de 1997. Después de haber hablado a Kodak, decidí verificar la información otra vez.

Consulté con Tony Edwards, un especialista en el departamento de información de Kodak acerca de las fechas de la producción y de la comercialización de ambos tipos de película.





 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=